Vivencias y experiencias

experienciesmarroc

Un toque del Desierto


Me cuesta encontrar calificativos para resumir lo que experimenté en Marruecos: ¿impactante? ¿único? inexplicable? ¿cautivador? ¿maravilloso?… Lo que puedo decir es que es el mejor regalo que me he hecho en muchos años «.


«Para mí fue una vivencia de una gran felicidad, posiblemente irrepetible».


«Este viaje es un producto único, maravilloso, es un invento o un descubrimiento. Mª Rosa, cuida de este proyecto de Un Toque Humano y hazlo crecer»


«Este viaje ha significado para mí un paso adelante realizado en muy pocos días».


«De repente, y por primera vez en mi vida, me dio pereza pensar: estaba viviendo el momento».


«Hay un antes y un después».


«María Rosa consigue crear «Un Toque» que te despierta».


«Como siempre es un placer viajar con Mª Rosa por la seguridad, confianza y conocimientos que nos da. Muchas gracias».


«Esta combinación de viaje Lúdico + cultural + espiritual es una realidad formidable, impactante, intensa, muy equilibrada. La mejor manera de viajar que he podido disfrutar hasta ahora. Romper la rutina y disfrutar en un lugar diferente de lo habitual».


«Para mí ha sido perfecto, mágico, todo me ha fascinado, los lugares tan auténticos, tranquilos, con la gente de gran corazón y ojos sinceros que te abren la puerta de par en par para darte lo más valioso: su intimidad, su sonrisa, su espiritualidad».


«Felicidades por el trabajo que hace, por la manera de ver y vivir la vida, y por dar a las personas la oportunidad de aprender a apreciarse y de valorar lo que nos rodea. Muchas gracias por despertar una parte de mí que estaba dormida».


¿Qué has aprendido de esta experiencia?: «Una nueva visión de la vida muy interesante».


«Tiempo para asimilar, aunque muy diferente, impresionante, espectacular. Gracias por la oportunidad, no me atrevía a hacerlo, pero confiaba en María Rosa».


«Este viaje hace también honor al nombre de Un Toque Humano pero en plural. Gracias por hacer posible estar acompañados de personas excepcionales que nos han acogido en una estancia llena de intensidades».


«Ha sido un toque muy interesante, un toque que invita a la reflexión. Creo que me será útil para incorporar pautas de conducta más positivas. He aprendido técnicas nuevas que tengo la voluntad de aplicar ya que estoy convencida de su utilidad. La parte lúdica y cultural me han parecido excelentes».

Un Toque de Méjico

«Este viaje es una oportunidad para crecer como persona a la vez que conoces otras culturas».


«Recomendaré Un Toque de México porque te ayuda a aprender a vivir de una manera más rica».


«He aprendido más en estos días que en toda mi vida. Una gran lección de humildad. Me siento agradecida y muy afortunada por haber podido vivir esta experiencia».


«Una experiencia muy potente, he recibido mucho amor».


«He disfrutado mucho, he reencontrado una memoria perdida, el contacto con la naturaleza. Todos los sentimientos de juicios hacia mí misma que me provocaban dolor y poco a poco me han ido marchando».


«Gracias María Rosa, es un escalón muy importante en mi vida».


«Todo el viaje es una referencia continua al estar Aquí y Ahora, ya que es necesario para poder desarrollar este potencial que llevo dentro. El curso me ha enseñado cómo desarrollarlo y he aprendido que, cuando lo haces, notas enseguida el resultado. Los conceptos teóricos, si no los vives con el corazón, no sirven de nada y la vivencia en grupo lo potencia».


«Tengo la sensación de haber recibido una ducha de experiencias, herramientas y emociones… Estoy muy satisfecha de haber descubierto que hay otro camino».


«Me llevo herramientas para poder recorrer este nuevo camino del despertar. Una experiencia increíble, muy completa y necesaria que me ha enseñado a vivir de una manera tranquila y en paz».


«Creo que ya no viajaré de otra manera».

 

Un toque de la India

«Una oportunidad para conocer la India de manera más profunda que la convencional y, a la vez, aprender a conocerme mejor a mí misma».


«Una manera excelente de conocer el mundo que nos rodea y nuestro mundo interior».


«Sensación de vivir la parte más profunda de la India. Gracias por el trabajo de detrás del viaje con tanto amor, humor y sencillez. Gracias Maria Rosa por esta fuerza inspiradora. Ha sido un viaje muy íntimo. Se han dado muchas indicaciones que han ido calando en profundidad, como un flechazo.” Ariadna


«Si este descubrimiento lo haces con el grupo de Un Toque Humano es como añadir un I+D de calidad. Con este viaje María Rosa tiene la gran habilidad de aportar a las vivencias interiores espacios físicos de belleza indiscutible y potenciadores de libertad y serenidad interna. Algunos ejemplos de este viaje han sido las reuniones de grupo en el Templo Maisore, el más antiguo y visitado de la India. Las clases de Yoga de la mañana en la azotea de un hotel o en la Universidad de Ashram donde vivió Mahatma Gandhi. Participar en el gran espectáculo de la puesta de sol en el horizonte de Kanyakumari donde, con todo el pueblo como actores, nos recogíamos uniendo las manos y cantando el Ohm para llenarnos de la energía solar y despedirse hasta al día siguiente. Disfrutar de días de recreo a las potentes playas del mar Arábigo de Varkala. La práctica de meditaciones sobre las barcazas de bambú, bordeando las riberas de Kerala para llegar a Kochi… Dar un espacio de tiempo, cada noche, para saborear el Katsugen Undo, el movimiento espontáneo. Y, por supuesto, participar diariamente en las puestas en común compartiendo las vivencias que experimentamos en diferentes momentos del día, profundizando en el Aquí y Ahora, referencia de mi estar en la vida que es el toque humano que me toca cada día» Maite


«Personalmente creo que es un trabajo iniciático, un trabajo con el que todas las personas nos deberíamos premiar al menos una vez en la vida. El valor de este trabajo es la suma de varias cosas: la energía de la India, la dilatada experiencia en el campo del crecimiento personal y emocional de la persona responsable del trabajo, María Rosa Plans, la magnífica energía del grupo creada por personas con ganas de vivir y aprender y la comodidad de un viaje donde todo está organizado y mi única tarea era aprender y disfrutar. De la misma manera que las huellas dejan marca en la arena, mi viaje a la India dejó huella en mi vida». Xesca